¿Por qué nos cuesta tanto trabajo gastar en facturación electrónica?

by Daniel Zurita on 25 Abril, 2011 · 12 comments

in Notas Generales

“El año pasado no hubiera dudado en hacerle un cheque a mi impresor y pagarle 1000 pesos por 5 blocks de facturas. Vamos, no me hubiera costado ningún trabajo. Es algo que se necesita y punto. Son comprobantes fiscales que requiero para la operación de mi negocio. Hoy simplemente no puedo pagar por facturas electrónicas. Siento que estoy gastando de más o que lo que me estan cobrando es demasiado. Me duele el codo. No me siento cómodo.”

Esto me lo comentó un amigo hace unos días. Y fue sorprendente escucharlo de viva voz. Conversamos y tratamos de encontrar el por qué de su resistencia, siendo que se trata básicamente del mismo gasto por el mismo servicio.

¿Si lo que gastábamos en facturas pre impresas es lo mismo que gastamos en facturas electrónicas, por qué nos cuesta trabajo pagarlo?

No hay una sola respuesta a esta pregunta, a mi parecer. Pero si acaso hay un común denominador, éste es el hecho de lo poco que valoramos la tecnología.

La tecnología, y sobre todo el conocimiento y la información transformados en tecnología parte del trabajo, de horas/hombre, de especialistas dedicando su tiempo. Personas que como tu y como yo todos los días trabajan. Su trabajo consiste en crear tecnología que pueda servir y ser utilizada por los demás.

Sin embargo, algo raro pasa con la tecnología. Primero, pensamos de ella como si fuera algo que por naturaleza debe ser gratuito. O muy barata. Pensamos en la internet como algo que está ahí, disponible para nosotros. Llegamos a un lugar donde el Internet es público y gratuito, e inmediatamente pensamos que todo lo demás también debería ser gratuito.

Si a eso le sumamos que, aceptémolo, somos muy receptivos en lo referente a artículos piratas, hemos dejado de adquirir productos originales y hemos adaptado nuestra cartera a los precios más bajos posibles. Nos metemos a las tiendas de 3 por 10 repletas de cosas de bajísima calidad o perecederos a punto de cadudar.

En todo ésto está la razón por la cual ahora a mi amigo le cuesta trabajo pagar por un servicio de facturación electrónica. El como muchas otras personas busca miles de pretextos e inconvenientes, para luego llegar al tema del precio y decir, casi sin pensar, que es muy caro.

Si por 15 pesos puedes comprar un disco con 100 canciones en MP3, pagar 12 pesos por una canción en Itunes es carísimo. Si por 50 pesos puedes tener una licencia pirata de SAE, para qué comprar el original que cuesta 150 veces más.

Por lo tanto, si antes pagaba 1000 pesos por mil facturas impresas, ahora eso debe costar no más de 20 pesos, ¿no?

No tan rápido. Es cierto que en un modelo de economía de escalas, entre más gente adopte la tecnología, más accesible se vuelve su adquisición. Pero en este momento estamos en el inicio de la detonación. Estamos en el nacimiento de la tecnología de facturación electrónica (ojo, que hay empresas que desde el 2005 generando CFD), que si le sumamos los servicios agregados que requiere para la atención y soporte a usuarios, el resultado es que prácticamente mi amigo pagará lo mismo que pagaba antes. Y aquellos que generaban muy pocos comprobantes, seguramente pagarán más.

Pero esto va a cambiar. Y yo creo cambiará rápidamente. Afortunadamente hay competencia y el negocio no está centralizado. Este temor de va disipando en la medida en la que son autorizados nuevos PACs y también en el surgimiento de integradores que ofrecen sistemas especializados o simplemente más amigables. Los precios por documento y los costos de entrega/recepción seguirán bajando.

Creo que pagar lo mismo que pagábamos antes es un buen principio. Con la ventaja de que ahora podemos entregar la factura vía correo electrónico, es decir, con cero costos de transporte, mensajerías, traslados y otros intangibles que normalmente no vemos.

La facturación electrónica, con todos sus defectos y sus áreas de mejora, y sobre todo con todos los cambios legales que están por venir, llegó para quedarse. Todavía falta mucho que arreglar, que mejorar y complementar. Pero al igual que hace más de 30 años se instaló el primer cajero automático en México y que todo mundo le tenía miedo, es cuestión de tiempo.

Daniel Zurita
Director en Factura360.com. Director en Fiorence.com Ingeniero Industrial y MBA.
Daniel Zurita
Daniel Zurita
Daniel Zurita
Daniel Zurita

Latest posts by Daniel Zurita (see all)

{ 12 comments… read them below or add one }

Rafael Lopez Agosto 23, 2011 a las 22:14

Buen dia, para empezar pues mi comentario es algo muy tarde pero di con este foro y no me pude contener, para OSCAR y ARTURO, les comento, yo me dedico a desarrollo de Software, aqui lo importante es el momento en que se genero todo esto la mayoria tuvo la oportunidad de adquirir un software durante el 2010 en el cual la cantidad de folios que generaran no importaban siempre y cuando se hubieran registrado en el 2010, en ese entonces al menos en mi caso ofreci software desde 8,000.00 en adelante segun el tipo de negocio o movimiento, pero era un UNICO PAGO, lo curioso es que en su momento hablando con muchas personas fueron reacios al cambio y la consecuencia fue algo similar a lo que les sucede a muchos contribuyentes, TIENEN QUE DEPENDER DE UN TERCERO, al menos asi es por el momento.

Ahora bien tengo clientes que generan cerca de entre 5,000 y 7,000 facturas electronicas MENSUALES, es decir entre 60,000 y 84,000 folios al año y me solicitaron software muy especializado para sus administraciones, lo curioso que antes pagaban entre $30,000.00 y $42,000.00 por año, POR AÑO, es decir, año tras año, tras año, y les cotizas les dices que les cobras $40,000.00 y $50,000.00 pesos por todo lo que te estan solicitando sin embargo les duele, y les dolio tanto que te lloran para que les hagas un descuento.

En fin asi como proveedores tambien hay clientes abusivos, sin embargo, normalmente quien tiene la sarten por el mango hace lo que quiere, que sucede con mis clientes, pues que tienes que doblar las manos por la necesidad, la situacion no esta como para darse el lujo de perder clientes….. y en el caso de los proveedores de servicios abusivos pues hacen que los contribuyentes paguen lo que les venga en gana porque son los unicos autorizados por Hacienda y porque OBLIGATORIAMENTE lo tienen que hacer.

Hubiera sido mas benefico que dieran mas tiempo para poder entrar con la modalidad 2010 y les garantizo que esto seria otra historia, pero bueno, que tambien hubo suficiente tiempo para entrar con la modalidad 2010.

No me alargo mas el tema porque creo que ya hable mucho y quizas los he revuelto a todos……

Responder

Daniel Zurita Agosto 24, 2011 a las 8:43

Gracias Rafael por tu contribución. Aprovecho para comentar a todos los que participan en nuestro blog: tenemos una sección especial donde puedes dar a conocer los datos de tu empresa de software o tus capacidades de programación. Si tu eres proveedor de software para CFDI o sistemas de facturación electrónica, puedes dejar tus datos aquí. Por favor, sigan las instrucciones que ahí se indican, de lo contrario, su información no será publicada. Gracias!

Responder

Patricio Wassen Agosto 13, 2011 a las 12:35

Mi estimado Daniel, lo que pienso es que la gente ante la duda siempre dice NO pero en donde he escuchado más el comentario y el grito en el cielo en cuanto al proceso de la facturación electrónica (y dije proceso es decir todo lo que esto implica) es cuando se aparece en el escenario la famosa “Addenda” ahi si no son gritos los que escucho son Alaridos!! y obvio si por ejemplo antes yo le generaba 20 facturas al año a una empresa “x” y de repente me dice “Si quieres seguir siendo mi proveedor debes de facturarme electronicamente y además incluir en tu factura esta “pequeña addenda” y resulta que ahora tengo que pagar el servicio de facturación electronica y aparte pagar montos que van de los 3,500 a los casi 7,000 pesos por addenda!!! y que no vayas a ser proveedor de varias empresas que tambien te solicitan su propia addenda. Resulta que antes yo solo pagaba tal vez 800 pesos por 200 facturas y ahora tengo que pagar miles de pesos para generar las mismas 200 facturas ¿Que opinas al respecto? Saludos

Responder

Daniel Zurita Agosto 15, 2011 a las 12:14

Hola Patricio. Es cierto que en el tema económico, hay beneficiados y también perjudicados. Para que negar los hechos cuando hay casos reales, como el tuyo. Pero también es cierto que la facturación electrónica no obliga ni a clientes ni a proveedores a usar tal o cual sistema, ni tampoco a contratar a tal o cual proveedor. Mucho menos a pagar grandes cantidades de dinero. Los PACs le han puesto un precio a su servicio de facturación electrónica, a sus implementaciones, sus integraciones y sus addendas. Sin embargo, somos nosotros los que aceptamos pagarlas. ¿Podríamos negarnos? Yo pienso que sí, pero normalmente agachamos la cabeza y terminamos aceptando. Y hablando de los clientes que te “obligan” a usar el sistema que ellos quieren, ¿no te parece un abuso? A mi sí. Un cliente así es un cliente abusivo. Pero, ¿por qué aceptamos que un cliente abuse de nosotros? Seguramente porque el negocio que hacemos nos conviene, incluso pagando lo que ahora hay que pagar. Pero la decisión es siempre tuya.

Yo espero que con el tiempo todos estos obstáculos que los contribuyentes enfrentamos con la facturación electrónica puedan irse borrando y eliminando, y que no nada más terminemos pagando costos justos, sino que también haya muchos más beneficios para todos. Saludos y gracias por tus opiniones y por participar.

Responder

HUGO ESPINOS Julio 21, 2011 a las 14:27

Creo que en realidad son aspectos de como se aborda el tema tanto en lo gubernamental como en lo particular, yo en lo personal a raíz de la necesidad de adoptar el esquema de facturación electrónica para mi empresa, he tenido que informarme sobre las diferentes opciones que existen en el mercado, tanto en México como en el extranjero, para efectos comparativos, y me voy enterando de que en España, por ejemplo, este esquema se viene usando desde hace tiempo, pero que alla el organismo estatal recaudador de impuestos provee a los contribuyentes SIN COSTO de las herramientas de software para emitir sus comprobantes electrónicos, en España lo que les importa es el control sobre lo que se va a recaudar y no hacer un negocio con terceros obligando a sus contribuyentes a requerir de que alguien les maquile algo que por naturaleza debería ser atributo exclusivo (como hasta ahora) al interior de nuestras empresas, que es la emisión y entrega (tanto a nuestros Clientes como al SAT) de nuestros comprobantes fiscales de venta.

Responder

Daniel Zurita Julio 21, 2011 a las 15:42

Gracias Hugo por tu comentario. Coincido contigo, cada quién tiene una situación particular que resolver. Lástima que en España no tiene costo, como comentas, y aquí sí. Hay que entender también entonces que cada país es diferente. Tal vez el SAT evaluó darlo como un servicio provisto por ellos mismos (como el sistema Microe), pero tal vez no cuenta con la estructura adecuada para hacerlo y prefiere darlo a empresas que “supuestamente” si lo están. Como dices bien al final, el objetivo es recaudar y el SAT apostó por el esquema de “outsourcing” o “tercerizar” el servicio. Excelente contribución Hugo. Gracias por participar.

Responder

Oscar Julio 21, 2011 a las 10:30

A ver, a ver. A mi como que no me salen las cuentas que usted menciona en su artículo. Yo tengo una ferretería con ventas muy numerosas de mostrador. Hay clientes que piden su factura por 50, 60 o 100 pesos de compra, así que se imaginará Ud. la cantidad de facturas que emito en un día común. Para no hacérsela más larga, yo uso aproximadamente 12000 folios en un año, por los cuales pagaba algo así como 6 mil pesos al impresor. Hoy en día, para implementar esta irreal facturación utópica (que es el paraíso para quienes están haciendo el gran negocio) necesito, además de invertir en nuevos equipos y software, comprar 12000 timbrados al año que me salen en aproximadamente 21000 pesos, además de tener que comprar papel bond para imprimir las facturas porque de la impresión no nos salvamos por nada, es un documento necesario en las transacciones ¿en dónde está eso de que es lo mismo Chana que Juana? ¿de dónde saca Ud. que hay que pagar lo mismo por una modalidad que por otra cuando yo mismo he visto que mis gastos subirían aprox. un 350%?
Es obvio que usted no voltea a ver a las pequeñas empresas que nos dedicamos a la venta de mostrador y que diariamente estamos emitiendo gran cantidad de facturas. Ahora ¿es o no es un abuso por parte del SAT y los PACs?

Responder

Daniel Zurita Julio 21, 2011 a las 11:16

Buenos Días Oscar. Mire usted, en principio debemos aceptar que para muchos contribuyentes no es necesario invertir en sistemas, ni pagar por interfases. Tampoco generar miles de facturas, ni incurrir en todos los costos asociados al manejar un gran volumen. Pero para situaciones como la de su ferretería, el SAT lo ha puesto en aprietos porque usted si debe invertir. En eso estoy de acuerdo. En su caso, las cosas se ponen difíciles, pero no todo está perdido.

Pensando en su ferretería, lo primero que me llama la atención es el costo de 21,000 que menciona, es decir, a 1.75 por timbre. ¿Sabía usted que hay proveedores que le pueden cobrar hasta .40 centavos por timbre, o tal vez menos? ¿Ya preguntó con otros proveedores autorizados o PACs? Si usted pagara 0.40 por timbre, el costo es de 4,800.00 pesos. Le recomiendo buscar más opciones, seguramente va a ahorrar.

Ahora bien, invertir en software y sistemas es algo que seguramente usted ya viene haciendo. Como todo, hay un costo inicial que se tiene que ir amortizando con el tiempo. Mire Oscar, lo entiendo perfectamente y para usted este cambio representa más gasto y desembolso. También representa tener que hacer cosas de forma diferente, cuando la forma anterior estaba muy bien. Este cambio, forzoso, no es del agrado de muchos de nosotros. Y como todo, al principio va a ser caro.

No le puedo asegurar que con el paso del tiempo los costos se vayan reduciendo, sin embargo, ese es uno de los objetivos del SAT (a parte de tenernos más controlados a todos). Pero le aseguro que hay formas de aprovechar estos cambios y de encontrar opciones que nos permitan no sufrir tanto. Muchas cosas parecen abusivas, tanto por parte del SAT como de los proveedores autorizados. Esperemos que su compromiso hacia los contribuyentes nos permitan tener buenos servicios de acuerdo a lo que estamos pagando. Por lo demás, no nos queda otra más que cumplir con la ley. Excelente su punto de vista Oscar. Gracias por participar.

Responder

arturo Junio 30, 2011 a las 11:43

yo nates pagaba $700.00 por 500 facturas totlamente personalizadas, a mi gusto, las enviava por correo (despues de escanearlas), y cunado tenía alguna junta o necesidad de reuinirme con mi cliente, le entregaba la original y me firmaba mi acuse de recibo. listo. Ahora, si quiero un paquete de facturas personalizadas, mínimo tendría que pagar mas de $4,000.00 por un paquete de apenas 100 facturas, mas las adendas que requieren algunas compañias… esto significa que cada factura, que antes me costaba $1.40, ahora me cuesta mas de $40.00 ¡POR FACTURA!… si esto no es un abuso, diganme como se llama…

Responder

Daniel Zurita Junio 30, 2011 a las 16:21

Hola Arturo. Si pagas 40 pesos por un CFDI es un abuso, estoy totalmente de acuerdo. Busca más opciones, seguramente debe haberlas. No te limites con lo que te diga una sola empresa. Haz un lado a los abusivos. Suerte en tu búsqueda. Saludos y gracias por participar. Por cierto, ¿quién te quiere cobrar 40 pesos por comprobante?

Responder

Roberto Mayo 5, 2011 a las 13:27

Felicidades por el blog, buenos temas y buenos comentarios por parte de los usuarios para saber como piensan algunos de ellos, me llama la atención que en este tema en particular no ha habido muchos comentarios, normalmente opinan para quejarse de los PACS (me incluyo) y/o pedir orientación, sin embargo en este tema nadie dice nada… sera que nos quedó el saco?

saludos

Responder

Facturación Electrónica Abril 28, 2011 a las 17:37

Las personas somos reacias a los cambios, incluso cuando van para bien. Tal vez por eso al final acaban obligándonos, al principio nos cuesta, nos volvemos a actualizar y al final no queremos que lo que un día fue novedad ahora lo preferimos y nos preguntamos cómo vivíamos con los anteriores sistemas.
A eso hay que añadir que muchos empresarios no ven el dinero como una inversión, sino como un gasto. Hay que estudiar bien las cosas y nos daremos cuenta del porqué el cambio de facturación.
Con la facturación electrónica pasará igual, sobre todo cuando se den cuenta de que a partir de ahora tendrán menos problemas los empresarios en asuntos tanto económicos, con lo que podrán invertir en otras áreas, como de seguridad. Tal vez haga falta más concientización de los beneficios que trae este tipo de facturación, pero paso a paso vamos alcanzando la meta.

Saludos

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: