Experiencias y aprendizaje de la migración a CFD 2.2 y CFDI 3.2

by Daniel Zurita on 16 julio, 2012 · 2 comments

in Notas Generales

Vale la pena hacer una revisión de lo mucho que aprendimos en esta migración a 3.2 (2.2 en caso de CFD), donde también resultaron afectados todos aquellos en el modelo Dispositivo de Seguridad, mejor conocido como CBB.

Pero antes, quiero agradecerles a todos los PACs (de manera especial a los que conozco más de cerca) por su esfuerzo. Y a todo su equipo, mis respetos y mi reconocimiento porque lo que acaban de hacer no es fácil. Contra corriente, a toda marcha, con el tiempo contado, y con muchas cosas por aprender sobre la marcha, lo han logrado. Y de su esfuerzo y trabajo, tanto la autoridad fiscal como los contribuyentes deberían estar 200% agradecidos.

Y por otro lado, un jalón de orejas a aquellos PACs que no lo han hecho del todo bien. Puedo ser más crítico en este sentido, pero a estas alturas yo creo que ustedes ya saben donde fallaron, y en dónde pueden pagar los platos rotos. Ojalá y todos aprendamos de esto. Y también hay que decirlo, el SAT nos dió 6 meses para preparar el cambio, ¿Por qué nos gusta dejar todo para el último momento?

Esta última pregunta nos sirve para listar mucho de lo que hemos aprendido.

1. Dejamos todo para el último. Si hacemos las cosas con anticipación, todo saldrá mejor. Y tanto contribuyentes como PACs e integradores han visto lo que sucede si no tomamos nuestras previsiones. Espero que esta experiencia pueda llevarse dentro de 12 meses, donde lo más seguro es que el SAT nos haga modificar, por tercer año consecutivo, el esquema. El objetivo: Seguir como PAC, Integrador e incluso conservar su plantilla para aprovechar la experiencia, y no partir de cero para la próxima.

2. Sobra información, falta sintetizarla y comunicarla efectivamente. Y como prueba, esta lo que hemos observado en nuestro propio blog. El tema de los números de cuenta bancaria y la leyenda “No identificado” sigue en el aire, cuando es algo de lo más sencillo del mundo. ¿Por qué tanta duda? El SAT publica la información a través de sus reformas, revisiones y anexos. Una pregunta para el SAT: ¿Por que no aprovechan el canal de YOUTUBE que ya tienen, crean un apartado especial para comprobantes fiscales, y presentan ahí videos con los cambios, información relevante, información sintetizada dirigida a los contribuyentes? De hecho, hay videos muy bien hechos de otros temas. Pero faltan sobre comprobantes fiscales. Aquí algunas sugerencias.

– Comprobantes fiscales y la RMF 2012
– Comprobantes fiscales y la 2a modificación a la RMF 2012
– Los nuevos campos y cambios en el Anexo 20
– CSD: como obtenerlos y cómo diferenciarlos de la FIEL
– Pon a prueba tu sistema: checklist final para que tu comprobante sea válido

Estos son algunos ejemplos que se me ocurren. Puede haber otros. Pero videos puntuales y orientados al contribuyente es lo que necesitamos. Y saldrían beneficiados ellos, los contribuyentes, los proveedores, es decir, todos.

Hay miles de comprobantes CBB circulando que no tienen aplicados los cambios, y cuyos emisores ni enterados de los mismos. ¿Por qué? simplemente porque la estrategia de comunicación del SAT no está llegando a dónde debe llegar, de la forma en que mejor se puede comunicar. Yo no soy experto en marketing, pero me queda claro que publicar en el Diario Oficial en tiempos de Youtube es una mala decisión.

IMPORTANTE: ¿Cómo se deben aplicar los cambios del 1 de Julio a cada uno de los tipos de comprobante: impresos por impresor autorizado, CBB, o CFD y CFDI? Aquí la respuesta.

3. PACs e Integradores: falta capacitación. No lo digo yo, lo dicen sus clientes. Hay personas que se han quejado conmigo amargamente por lo mal que les atienden, informan y resuelven dudas. Ya no digamos el soporte y la ayuda al momento de facturar. Hay mucho por hacer todavía, pero queda claro que hay puestos claves que se deben apuntalar dentro de sus organizaciones: Atención a Clientes y Capacitación Interna deben estar al mismo nivel que Ventas e IT. No pueden ir unos sin los otros. Y no dependen entre si. Un equipo muy bien capacitado, entrenado y orientado de atención a clientes les quitará muchos dolores de cabeza. La clave: el servicio y atención personalizada.

4. Personas vs Facturas. No se trata del campo “tal” y del cambio “aquel”, es decir, el problema de fondo no son “el número de cuenta bancaria del pago” o “la forma en parcialidades”. En el fondo, estamos hablando de personas que tienen necesidad de hacer facturas, de cobrar por lo que venden, y de poder hacer esto sin sufrimientos, sin pagos adicionales, en otras palabras, sin problemas. ¿Cuántos de los contribuyentes que actualmente están enredados con todo esto aceptarían regresar al método anterior, de impresores autorizados? Yo pensaría que la mayoría. Porque con las facturas con impresor autorizados no sufrían, no gastaban (ojo, el tiempo invertido cada año con cada reforma cuesta), no entorpecían sus operaciones. Y es algo que muchos proveedores de facturación, PACs e integradores olvidan fácilmente: no son las facturas, son las personas. Y resuelves los problemas de las personas, tus clientes, si previenes con tiempo cualquier problema o situación, si los atiendes en el canal de comunicación que ellos quieren, con la velocidad que requieren y con la eficiencia que se requiere, entonces habrás resuelto el problema de las facturas.

5. Hay que invertir. Nos guste o no, hay que meterle lana, tiempo y cerebro. El que quiera ahorrar, recortar, “pichicatear” a expensas del proyecto, se las va a ver mal. Este proyecto es de largo plazo. Y es una apuesta riesgosa, solo para valientes. Los mediocres se irán quedando y de paso se llevarán de corbata a muchos contribuyentes. Creo que el mercado y el esquema de negocio no está listo para dejar en manos del contribuyente el preferir al buen proveedor y castigar al mal proveedor. Hay mucho más en riesgo que simplemente cambiar uno por otro. Yo creo que el SAT debe ser mucho más exigente, si quiere prevenir que le reviente la “papa caliente” en las manos.

La siguiente prueba es a final de año. Miles habrán de dejar sus facturas pre-impresas por CBB o CFDI. ¿Habremos aprendido?

Daniel Zurita
Director en Factura360.com. Director en Fiorence.com Ingeniero Industrial y MBA.
Daniel Zurita
Daniel Zurita
Daniel Zurita
Daniel Zurita

Latest posts by Daniel Zurita (see all)

{ 2 comments… read them below or add one }

Ignacio Hernández septiembre 10, 2012 a las 13:03

Las facturas en papel desaparecen?, es decir, si yo tengo comprobantes que contienen el código bidimensional y cumplen con todos los requisitos, ya no los podré usar, aún cuando su caducidad sea en dos años más?, ya no puedo obtener yo mismo mi rango de comprobantes y mi código bideimensional y mandar a una imprenta a imprimirlos?, dónde puedo obtener esta información?

Gracias

Responder

Daniel Zurita septiembre 10, 2012 a las 15:17

Hola Ignacio. Desaparecen las facturas pre-impresas por imprenta autorizada. Pero las facturas con CBB siguen vigentes. Las puedes imprimir por tu cuenta desde tu PC y hechas en Word o Excel, mandarlas a imprimir a alguna imprenta (ojo, cuida que sea de confianza ya que les estás dando tu CBB y toda la información necesaria para facturar) o usar un sistema para generarlas e imprimirlas. Saludos!

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: