Los 3 retos de la facturación electrónica en Mexico (segunda parte)

by Daniel Zurita on 14 Septiembre, 2012 · 3 comments

in Notas Generales

El tener el servicio de un contador no le da derecho al contribuyente a ser un ignorante“. Esa frase, tal vez un poco dura, se me salió hoy por la mañana. Y con mi contadora presente.

Me enteré que una persona, la Señora X, con computadora en casa y todo, con computadora en el negocio y todo, mandó a imprimir sus facturas con CBB. Seis pesos por comprobante. Salieron mal, porque faltó algo, de lo cual la Señora X fue responsable (ya no quise preguntar que fue). Mi contadora, que también le lleva su contabilidad a la Señora X le menciono sobre nuestro sistema de facturación, que también permite facturas en el modelo CBB a treinta y dos centavos ($0.32) por documento.

Pues no. La Señora X dijo que no quiere nada con la computadora. Volverá a pagar nuevamente seiscientos pesos por otros 100 comprobantes con CBB.

Del artículo que escribí y precede a éste, mencioné la importancia de transmitir el beneficio económico de los nuevos esquemas de facturación. Grandes esfuerzos se están realizando para ofrecer precios justos por servicios de facturación en línea. Y es muy probable que los precios actuales ya estén por debajo de lo que los contribuyentes pagábamos con las facturas de imprenta autorizada.

Entiendo que no en todos lados hay computadoras e internet a la mano. Y está muy bien que existan opciones para todos. Sin embargo, critico abiertamente a toda persona, que ya cuenta con una computadora, que ya tiene los medios para usar su PC de forma eficiente e inteligente, a hacer algo más que chatear o buscar chismes en Facebook.

El beneficio económico está aquí. Tal vez al principio no lo hubo, pero ya hay más de 50 PACs y tal vez unos 500 sistemas que integran facturación electrónica. Ya hay opciones. Ya hay competencia. Ya existen bases para que las personas tengan un mucho mejor servicio que aquel que se ofrecía allá en 2005 y 2006.

Si los nuevos esquemas de comprobación fiscal nos pueden ayudar a ser menos ignorantes en materia tributaria a todos nosotros, contribuyentes a la sombra de los contadores, pues en hora buena. Qué mejor que saber correctamente utilizar un CFDI, un CBB, obtener mi FIEL, mi CSD, resguardarlas, cuidarlas.

Hablemos de seguridad. Para todos aquellos que están llevando su CBB con un impresor X, ¿que pasaría si el impresor utiliza el CBB de otra persona para imprimir sus comprobantes? ¿que pasaría si se da cuenta meses después, una vez que ya entregó cientos de ellos? ¿quién es el responsable de este error? Malas noticias. Para el SAT, usted es el responsable y deberá compensar el daño, pagar alguna multa o sanción, y esperar que nadie le acuse de fraude.

Yo soy un defensor del modelo de CBB, por su simpleza y accesibilidad. Sin embargo, en este país inundado de piratería, a cualquier persona sin escrúpulos le es fácil conseguir imágenes de CBB válidos (incluso hasta fabricarlos) para hacer facturas “chocolate”.

Sigamos hablando de seguridad. Aunque por ahí haya una norma que haga al contador corresponsable ante cualquier falta u omisión al código fiscal, somos los contribuyentes los que deberíamos tener más cuidado, saber que implicaciones tiene el que un tercero guarde la FIEL, el CSD y las contraseñas.

Por muy nuevo que este tema sea (por cierto, ya no tan nuevo), cualquier contador serio debería ofrecer garantías sobre el resguardo y el buen uso que le darán a las firmas electrónicas y certificados digitales de sus clientes. Apuesto a que muy pocos contadores en México le ofrece estas garantías por escrito al contribuyente. Pero el colmo es saber de casos reales, miles de ellos, en donde el contribuyente le está exigiendo a sus contadores que ellos hagan las facturas, que ellos aprendan sobre facturación electrónica, que ellos guarden los archivos, que ellos hagan todo.

O peor, como la Señora X, como todo esto suena muy complicado y da flojera aprender, mejor quedarse ignorante con todo y sus facturas impresas y caras.

Si usted se quiere evitar problemas en el presente y en el futuro sobre este tema de comprobación fiscal, aquí están los siguientes consejos, que más que consejos son obligaciones.

1. Pídale a su contador su FIEL y guárdela usted mismo. Y si no la tiene, haga un esfuerzo por tramitarla por Ud. mismo. Si quiere una guía paso a paso de cómo tramitar su fiel, escríbame y yo se la envío.

2. Ya con su FIEL, usted mismo genere su Certificado de Sello Digital. Le va a tomar 45 minutos. Es cierto, el SAT no tiene un proceso muy claro y sencillo para obtenerlos, pero atengámonos a lo que existe y hagamos un esfuerzo. El mismo ofrecimiento: si quiere una guía paso a paso de cómo tramitar su fiel, escríbame y yo se la envío.

3. En caso de optar por facturas en el modelo de CBB, ya con su FIEL haga el trámite y obtenga su CBB por Ud. mismo. Es verdaderamente sencillo, y puede que le tome 15 minutos a lo mucho. Si quiere una guía paso a paso de cómo tramitar su fiel, escríbame y yo se la envío.

4. Lea los artículos y resúmenes que se ofrecen en este y otros sitios que hablan sobre facturación electrónica y CBB, que con mucho gusto compartimos de forma desinteresada y que lo único que le van a ocasionar es que al final usted sea un contribuyente mejor informado y preparado.

Nadie que esté leyendo este artículo debería ir a imprimir sus comprobantes en CBB cuando existen sistemas desarrollados para Ud. Mas temprano que tarde el SAT hará que más gente en CBB tenga que pasar a CFDI. Un buen paso es hacer CBB pero mediante un sistema.

Use un sistema que le evite darle sus CBB a terceros, o compartir su Certificado de Sello Digital y su contraseña. ¡No sea flojo! ¡Usted puede! Deje al contador llevar su contabilidad y pagar sus impuestos. La facturación es obligación de Usted.

Daniel Zurita
Director en Factura360.com. Director en Fiorence.com Ingeniero Industrial y MBA.
Daniel Zurita
Daniel Zurita
Daniel Zurita
Daniel Zurita

Latest posts by Daniel Zurita (see all)

{ 3 comments… read them below or add one }

manuel mazatl Noviembre 9, 2012 a las 10:38

Pregunta:
Una vez impreso un cbb el codigo bidimensional puede ser cortado y pegado en infinidad de comprobantes apocrifos, aun saliendo de tu impresora… ¿Esto es así?

Responder

Daniel Zurita Noviembre 15, 2012 a las 12:28

Hola Manuel. No necesitarías recortarlo y pegarlo. Lo puedes escanear y copiarlo digitalmente. El tema es que ahora tu como receptor de la factura puedes validar en tiempo real (en línea) si los datos del cbb corresponden al comprobante que te están entregando. Siempre y cuando tu tengas cuidado en validar, no tendrás problemas. Y si encuentras que algún proveedor tuyo está usando CBB de otro RFC, pídele que te cambie la factura, o si de plano se ve muy sospechoso el asunto, repórtalo ante el SAT. La pena por fraude fiscal de este tipo es de algunos años en la carcel y multas de varios millones de pesos, aunque sea por un solo CBB apócrifo. Saludos!

Responder

Juan Manuel Elizalde Septiembre 18, 2012 a las 20:09

Hasta que alguien se atrevió a decirlo.
Totalmente de acuerdo.

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: