El SAT ofrece lista de Distribuidores Autorizados por los PACs y Centros de Contacto

by Daniel Zurita on 7 febrero, 2014 · 4 comments

in 2014

El día de ayer entré al sitio del SAT a revisar cuántos PACs o Auxiliares en Facturación hay listados y cuantos revocados. Y me llevé una grata sorpresa.

El SAT ahora también lista a Centros de Contacto o Distribución de PACs. ¿Y qué son estos? Bueno, son empresas, negocios e incluso personas (viene listado su RFC y datos de contacto) que el SAT reconoce como empresas que se dedican formalmente a la distribución de los servicios de los PACs.

¿En qué quedamos SAT? Hace unos días surgió una interesante polémica con respecto a la regla publicada en el SAT donde se les indica a los PACs a ofrecer sus servicios directamente y no a través de intermediarios.

Hubo quien nos leyó aquí y nos criticó por el tema del “Manifiesto de Timbrado”. Vamos a revisar este punto: si se trata de hacer un contrato, fácilmente puede entregarse al usuario un contrato electrónico desde el sistema y se le pide acepte y firme con su FIEL, para aquellos “puristas” que quieren que sea bajo contrato. Y dejamos claro las responsabilidades del software, por un lado, y del PAC (o PACs) por otro. Pero este no es el fondo.

Interesante que el SAT si va “entendiendo” cuál es el fondo del asunto: el contribuyente y su cumplimiento con el código fiscal. Y les guste o no a mis queridos PACs, el pasado mes de Enero sufrieron con la todavía “poca demanda” del servicio, ya que fueron pocos contribuyentes (se estima que alrededor del 15% del 100% posible migró a CFDI debido a la prórroga) que hicieron el cambio, gracias al “diferimiento” o “prórroga” hasta Marzo.

¿La publicación del este nuevo listado y la regla se contradicen? Si. Y no es la primera vez que ocurre algo así. Sin embargo, la lista existe. ¿Quién es el beneficiado? El contribuyente. Punto.

¿Qué les pasó a los PACs (y al SAT) en la última semana del mes pasado? Les recomiendo este artículo publicado en REFORMA: Páctatelas con los PACs. En resumen, no aguantó la capacidad instalada, esa es la verdad (hardware, software y personas). Fallas, intermitencias. Falta de atención a clientes. Unos PACs de plano se dieron el lujo de “rechazar” a contribuyentes con bajo volumen de facturación, prefiriendo atender a grandes emisores. Mal por algunos PACs (no todos). Y bueno, hay PACs que solo ofrecen timbrado, con eso les digo todo.

Ahora bien, ¿qué hubiera pasado si no hubiera proveedores de software (instalado o en la nube) que pudiera aligerar la carga de los PACs?

Por cierto, para los que no lo sepan, existe la figura del Software como servicio o SaaS (Software as a Service). Me pregunto si los PACs que ofrecen recibos de nómina en CFDI están incorporando el cálculo del ISR, por ejemplo. Esto es algo que el contribuyente necesita. Y bueno, los PACs no se dedican a esto, ¿cierto? Me imagino que dirán “Para eso está el software”. Pues bien, en la nube, instalado, por licencia, por cargo mensual, el software es clave y sobretodo, es lo que el contribuyente necesita.

Insisto. Parece ser que el SAT ya le entendió. Y por ahí también ofrece software para la gestión de ingresos y egresos del contribuyente, el llamado sistema “Mis cuentas”

Siendo esta una realidad, les guste o no, los PACs solo tiene la encomienda y la responsabilidad de timbrar. Lo demás, es responsabilidad del contribuyente, así de simple, así descrito en el código fiscal.

Y si el contribuyente necesita software, en la nube, en su PC, en su móvil o tablet, entonces que lo consiga. Porque mientras “algunos” se preocupan por que no se les vaya el negocio sin poder ni siquiera con lo que les llega, el contribuyente tiene la obligación de cumplir con la ley.

Gracias a todos por leernos. Nos da gusto que nos volteen a ver. Somos la voz del contribuyente. Por cierto, muchas personas están muy molestos con PACs y SAT porque el pasado 31 de Enero sus servidores (SAT + PACs) colapsaron y se quedaron sin facturar. A nosotros nos han llamado empresas, personas y corporativos que ya teniendo un PAC, ahora están buscando un Plan B, un plan de contingencia…

Hay mucho trabajo que hacer.

Nota adicional: Para reflexionar. ¿Cuándo fue la última vez, querido lector, que firmó un contrato por el uso de algún software (como servicio o bajo licencia), algún servicio electrónico ofrecido “en la nube”? ¿Si usted utiliza los programas y sistemas del SAT para cumplir con sus obligaciones fiscales, les firmó un contrato de servicios? Como dije arriba, falta mucho por hacer.

Daniel Zurita
Director en Factura360.com. Director en Fiorence.com Ingeniero Industrial y MBA.
Daniel Zurita
Daniel Zurita
Daniel Zurita
Daniel Zurita

Latest posts by Daniel Zurita (see all)

{ 4 comments… read them below or add one }

Héctor octubre 10, 2014 a las 16:57

Hola, muy interesante tu artículo, el cual agradezco, tengo una duda, para mi empresa, tenemos el servicio de emisión de facturas, pero no de recepción, casi no encuentro empresas que lo hagan, y estas tienen que ser PACS, o solo un portal (archivo virtual que yo escoja) para llevar la administración de las facturas que recibo de proveedores?
Gracias

Saludos

Héctor

Responder

Daniel Zurita octubre 29, 2014 a las 11:18

Hola Héctor. En unos días más te daremos la página de registro para que pruebes nuestra solución. Por introducción, no tendrá costo por algún tiempo. Y luego, si te gusta, ya lo pagas. Lo vamos a dar a precios muy económicos, para que a nadie le cueste trabajo tenerlo y usarlo. Ya verás que te va a gustar mucho. Me pongo en contacto contigo muy pronto.

Responder

Leopoldo Bañuelos G. febrero 20, 2014 a las 13:51

Me parece excelente tu nota, me podrías compartir el otro artículo que mencionas (manifiesto de timbrado), yo aquí en Monterrey me dedico a brindar asesoría a los contribuyentes para que se inicien en la expedición de CFDI. . . . . Y coincido contigo en que algunos Pacs no son del todo eficientes. Recibe un saludo y fue un placer leerte.

Responder

Daniel Zurita febrero 21, 2014 a las 10:44

Hola Leopoldo. Lo menciono aquí: http://factura-electronica-mexico.com/2014/01/03/el-gran-reto-del-cfdi-en-el-2014/. El término “manifiesto de timbrado” se extrae de las propias reglas del SAT. Es la terminología del SAT. El SAT nunca menciona la firma de un contrato de servicios con el PAC, al menos no que yo lo haya leido (si alguien sabe que las reglas o el código fiscal mencionan la obligación de un contrato, me avisa por favor). Por supuesto, la existencia de un contrato de servicios es muy útil para ambas partes. Y en beneficio del contribuyente y usuario de los servicios de certificación, un contrato no solamente le ofrece garantías legales del servicio, sino también debe establecer penalizaciones amparadas en la LEY en los casos en que el PAC no cumpla con el servicio, el contribuyente se quede sin facturar y esto afecte su contabilidad y su pago de impuestos, por ejemplo. Si yo no puedo certificar mis facturas por la falla del servicio y con esto tengo consecuencias fiscales, ¿no están obligados a responder los PACs, el SAT o ambos? Eso debe estar en un contrato, pero apuesto doble o nada a que ningún contrato de ningún PAC le garantiza esto al contribuyente sino todo lo contrario, los exime de alguna responsabilidad. Y me voy al otro extremo: hay personas que contratan los servicios de certificación por medio de Internet y no tienen forma de firmar el contrato físicamente a menos que dicho contrato se envíe por mensajería, de ida y de regreso. ¿Cuántos y cuáles PACs están haciendo esto? ¿Cómo se están firmando los contratos actuales? ¿Se usa firma autógrafa? Todas estas lagunas, pienso yo, justifican que en el código fiscal no se establezca un requerimiento legal de un contrato. Repito, me puedo equivocar y si está descrito y el ciego soy yo. Pero después de 6 años en estos temas, el tema de los contratos está lleno de huecos, problemas y obstáculos.

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: